El origen del universo

universo

Muchas son las preguntas que mueven la ciencia, ¿Cómo se produce la energía del sol?, ¿Qué ocurre cuando una estrella agota su combustible?, ¿Cómo se forman los planetas?, ¿Cómo interactúan los planetas con su estrella?, entre muchas otras. Las incógnitas de nuestro universo han estado siendo descifradas por la curiosidad humana, mas, existen cuestiones fundamentales que se entrelazan en las raíces de conceptos filosóficos, ¿por qué estamos aquí y ahora? La pregunta fundamental clave es ¿Por qué se originó el universo?, ciertamente una pregunta complicada, la ciencia no ha sido capaz de responder el por qué, sin embargo las teorías intentan explicar el cómo.

 

¿Cómo se originó el universo?

Edwin Hubble fue un astrónomo que en la década de 1930 confirmó que el universo se estaba expandiendo. Esta afirmación fue el resultado del análisis de las observaciones de nebulosas. De estas nebulosas muchas presentaban un “corrimiento al rojo”, acción del efecto Doppler sobre la luz, es decir, se estaban alejando de nuestra posición. Aunque algunas presentaban “corrimiento al azul”, es decir se acercan. Se concluye que tales corresponden a un “grupo local” de galaxias más cercanas con interacciones entrelazadas. A diferencia, las galaxias con corrimiento al rojo se encuentran más alejadas y la expansión universal se muestra con más fuerza. El universo se expande aumentando las distancias entre 2 puntos cualesquiera, una expansión uniforme, lo que hace que, acumulado, en la regiones externas de nuestro universo se haga muy visible el efecto.

bigbang

Tomando lo anterior y practicando una regresión, surge la hipótesis de un universo alguna vez colapsado en un único punto. Infinitamente denso y de temperatura extrema, donde las leyes físicas que rigen nuestra realidad no estaban definidas, el tiempo y la distancia no tienen sentido. Cabe destacar que esta fase temprana del universo, el volumen es ínfimo comparado con las dimensiones actuales, sin embargo, nuestras unidades de medida tienen sentido sólo dentro de nuestro espacio tridimensional cerrado, por lo que la pregunta que naturalmente surge, sobre cruzar las “fronteras” del universo, presenta un conflicto. Contando con la premisa de un inicio, el universo tiene una expansión limitada, podríamos pensar en cuando el universo tenía el tamaño de una pelota de fútbol, bastante pequeño para nosotros, pero para las entidades/objetos que se encuentren dentro ese espacio será todo. Imaginar lo que se podría encontrar fuera del universo implica abandonar todo paradigma físico de nuestro universo y liberar la imaginación. Como se mencionó, en el origen nuestras leyes físicas no aplicaban, en la singularidad las condiciones distaban mucho de lo actual, y es cuestionable la homogeneidad de este punto original, pues a medida que se expande se generan asimetrías, como la relación entre materia y antimateria.

El big bang es la singularidad en el espacio-tiempo, el máximo donde podemos estudiar con nuestras herramientas actuales. Luego de este momento en que se rompe esta singularidad y comienza la expansión universal, la teoría de inflación cósmica nos indica un crecimiento extremadamente rápido del volumen del universo, permitiendo establecer las condiciones adecuadas para que la materia y la energía se estabilicen, derivando en las 4 fuerzas fundamentales de la naturaleza. Luego de esto los procesos se volvieron mucho más lentos. Hay que considerar que todo esto ocurre en una fracción de tiempo mínima. Aún continúa la expansión universal y se han propuesto hipótesis sobre el destino que le depara al universo, relacionadas a la forma de origen.

96D

Esta es la primera entrada de un micro-blog que estaremos publicando semanalmente, te invitamos a continuar leyéndonos.

Deja un comentario